Evitar los hoteles cutres

 

Saber evitar los hoteles cutres puede por un lado salirnos un poco más caro de lo normal, pero por otra parte, dormiremos mejor, descansaremos y no nos veremos psicológicamente acertados por degradarnos a dormir en sitios poco ventilados, oscuros etcétera.

Todo depende de el grado de tolerancia que otorgemos a nuestra estancia. Con cuanto menos calidad nos conformemos, mejor nos sentiremos, por lo que si exigimos poco, en general se nos hará menos pesado dormir en hoteles cutres.

Podemos identificar hoteles cutres solo con mirarlos nada más entrar en la habitación, al ver su precio extremadamente bajo o al ver la entrada. También si está en un lugar alejado y ruidoso como puede ser una gasolinera.

Deja un comentario